Vías para la Paz: desarrollo para las regiones



Con el fin del conflicto armado en Colombia gracias al Acuerdo de Paz firmado por el Gobierno Nacional, la posibilidad de llegar con inversiones en infraestructura a zonas donde había sido muy difícil acceder se convierte en realidad. Por eso a continuación le contamos cuáles son los proyectos regionales más importantes hoy y en qué consiste el Plan 51/50 para intervenir vías terciarias.

La presencia del Estado, aún en épocas de conflicto ha llegado a muchos rincones del país, y prueba de ello son las obras en infraestructura vial que se han realizado y se siguen ejecutando en Meta, Huila, Norte de Santander, Arauca, Boyacá, Caquetá, Putumayo, Bolívar, Cauca, Guaviare y Chocó, entre otros.

En este momento histórico para Colombia por la firma del Acuerdo de Paz y con la inversión en obras a lo largo y ancho del país, nos encontramos al frente de una verdadera revolución de la infraestructura vial.

La Transversal de la Macarena

Es un corredor localizado entre Baraya y Colombia en el departamento del Huila, y entre San Juan de Arama y la Uribe en el departamento del Meta, cuya longitud total es de 120 kilómetros, de los cuales se han pavimentado 36 kilómetros (13 km entre Baraya y Colombia, y 23 km entre San Juan de Arama y la Uribe). Igualmente, se construyeron 6 puentes entre Baraya y Colombia, con una inversión total de 155 mil millones de pesos.

Villa Garzón- San José del Fragua

La pavimentación de 57 kilómetros entre Florencia y San José del Fragua y 30 kilómetros desde San José hacia la Fraguita, representa el avance más importante en infraestructura que haya tenido el sur del Caquetá en muchos años. En dichas obras la entidad invirtió más de 305 mil millones de pesos. Adicionalmente, se intervino el paso nacional por el municipio de Belén de los Andaquíes en una longitud de 1,1 kilómetros con una inversión de 4 mil millones de pesos, contribuyendo con la integración vial y económica de los habitantes del sur del Caquetá.

La inversión se aumenta con la puesta en marcha de dos nuevos proyectos, que corresponden a la construcción de los Puentes San Pedro y La Yumal, por un valor de 24 mil millones de pesos, en el marco del programa Vías para la Equidad.

La presencia del Estado, aún en épocas de conflicto, ha llegado a muchos rincones del país y prueba de ello son las obras en infraestructura vial que se han realizado y se siguen ejecutando en Meta, Huila, Norte de Santander, Arauca, Boyacá, Caquetá, Putumayo, Bolívar, Cauca, Guaviare y Chocó, entre otros

Florencia-Puerto Rico

La presencia estatal en el departamento del Caquetá se consolida con la inversión de 77 mil millones de pesos con los cuales se realiza la pavimentación de 11 kilómetros. En este mismo corredor, se realizaron obras por valor de 304 mil millones de pesos representados en la pavimentación de 64 kilómetros y la construcción de 11 puentes, que se ejecutaron durante el presente gobierno. Las inversiones del Gobierno Nacional para la zona norte del Caquetá se incrementaron en 3 mil millones de pesos para la recuperación del paso nacional por el municipio de Puerto Rico.

Corredor del Sur, San Miguel-Santana

En frontera con el Ecuador, tomando como punto de partida el Puente Internacional San Miguel, se da inicio al sueño de unir con una vía que no atraviese las cordilleras colombianas, a Ecuador con Venezuela. Para el efecto, en el denominado corredor del sur, el Invías bajo el programa Vías para la Equidad invierte recursos por 123 mil millones de pesos para atender 23 kilómetros.

Las inversiones en esta vía, realizadas por el actual gobierno, permitirán la pavimentación en concreto rígido de 101 kilómetros de dicho corredor vial.

Transversal Montes de María

En el norte del país, entre el corregimiento de Chinulito, jurisdicción del municipio de Colosó en Sucre y Carmen de Bolívar, el Invías adelanta la pavimentación de 10 kilómetros y la construcción de 2 puentes de 40 metros de longitud cada uno, con una inversión de 32 mil millones de pesos.

Estas inversiones, junto con otras que ha realizado el Instituto Nacional de Vías y la Gobernación de departamento del Bolívar, garantizarán la pavimentación de todo el corredor vial.

Este proyecto representa una mejora en la calidad de vida de los habitantes en la región de alta montaña entre Bolívar y Sucre, que podrán acceder de manera más expedita a los centros de salud y escuelas que se hallan en las cabeceras municipales.

Ataco-Planadas

Sin lugar a dudas, este proyecto representa un icono muy especial en torno a las vías para la paz en el departamento del Tolima donde se intervinieron varios tramos de la vía, tanto en mantenimiento como en pavimentación.

Con estas obras se han hecho realidad los sueños de los moradores del sur del departamento, como era el de poder transitar por sus carreteras pavimentadas, lo que sin lugar a dudas mejora las condiciones de vida e incentiva el progreso de esta parte del país azotada durante muchos años por la violencia.

San José del Guaviare-Puente Nowen

Por este corredor son muchos los recuerdos de sus moradores en torno a la violencia y a la precariedad de las vías para poder salir hacia el centro del país, pues las jornadas de desplazamiento tomaban varios días para ir de San José del Guaviare a Villavicencio.

Hoy ese desplazamiento se hace en 3 horas y una pequeña muestra de ello es el tramo entre Puente Nowen y la capital del departamento del Guaviare, donde se pavimentaron 16 kilómetros de carretera, dejando en óptimas condiciones todo el corredor, por donde se mueven a diario productos como yuca, arroz, sorgo y maíz entre otros, con destino al centro del país.

También el gobierno, logró la terminación de la pavimentación del tramo Granada y Puente Nowen, que tiene una longitud de 200 kilómetros.