Jose Manuel

La ANI construye la Colombia del futuro

Autor: Dimitri Zaninovich - Presidente de la ANI

Durante muchos años los colombianos contábamos con una infraestructura muy por debajo de la que ostentaban otros países de la región, lo que nos ponía en clara desventaja frente a la necesidad de conectarnos eficientemente y ser más competitivos para exportar nuestros productos. La calificación en los rankings internacionales no nos favorecía y, además, la Nación no tenía la capacidad de financiación para construir las grandes obras que requeríamos.

Del programa 4G hoy tenemos 31 proyectos adjudicados, 24 con cierre financiero, representados en más de 26 billones de pesos y 19 proyectos en construcción

Con esta realidad, el gobierno del presidente Santos tuvo la determinación de plantear lo que sería el más grande programa de infraestructura, que requería no solo la transformación de instituciones, sino la participación del sector privado para apalancar estos grandes proyectos. Se necesitó una reestructuración en regulación con la Ley de Infraestructura, que incluyó un diseño de contratos que garantizaran la ejecución de las obras.

Con esta bitácora y la programación para el corto, mediano y largo plazo, en el 2011 se creó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y desde entonces asume el gran reto de ser la autoridad del sector en materia de gestión y ejecución de las concesiones y ser el instrumento esencial para darle el suficiente ‘vapor’ a la locomotora de la infraestructura. Es así como la Entidad ha encarado con eficiencia y transparencia la misión de coordinar, estructurar, contratar, ejecutar, administrar y evaluar hasta hoy 40 proyectos viales (50 billones de pesos); siete concesiones aeroportuarias en 16 aeropuertos, más las obras en la pista del aeropuerto El Dorado (2,3 billones de pesos entre 2010 y 2015); tres concesiones férreas (La Dorada - Chiriguaná - Santa Marta, Ferrocarril del Pacífico y Bogotá-Belencito), y 58 concesiones en ocho zonas portuarias (2.200 millones de dólares entre el 2010 y el 2015).

De una larga siembra ya hemos venido recogiendo importantes frutos en esta nueva era de institucionalidad con la ANI. La vinculación y articulación eficiente del sector privado como inversor para adelantar obras estratégicas en los diferentes modos de transporte bajo el modelo de Asociación Público Privada (APP).

Del programa 4G hoy tenemos 31 proyectos adjudicados, 24 con cierre financiero, representados en más de 26 billones de pesos y 19 proyectos en construcción. De estos, 11 son iniciativas cien por ciento privadas que atenderán 2.335 kilómetros con una inversión de 13,2 billones de pesos. La construcción de estas autopistas de 4G, que atenderán cerca de 7 mil kilómetros de vías, generará 200 mil empleos entre directos e indirectos y causarán un efecto multiplicador del 1,5 por ciento en el Producto Interno Bruto (PIB). La capacidad aeroportuaria también ha venido mostrando una nueva cara frente a la región y el mundo. En el caso de Bogotá, El Dorado mejorará su operación. Adicionalmente, ampliamos y modernizamos la terminal y la plataforma en aeropuertos como Cali, Rionegro, Santa Marta, Montería, Quibdó y Bucaramanga.

En el modo férreo, trabajamos intensamente para propiciar los mejores escenarios a los ojos de inversionistas extranjeros interesados en la operación de los corredor. Avanzamos en la recuperación de 800 kilómetros de vía férrea y la vinculación de experiencias de los gobiernos francés y británico para estructurar un plan maestro férreo colombiano. En los puertos hemos venido gestionando inversiones por el orden de 300 millones y 400 millones de dólares anuales. En la actualidad podemos dar por sentado que la experiencia acumulada de la Entidad durante los últimos seis años nos lleva a ponernos nuevos retos y seguir siendo pieza fundamental de la transformación de la infraestructura. Hoy nuestros expertos estructuran cerca de 163 proyectos y construyen más de 40 proyectos, que ya dejan entrever la nueva Colombia que hemos soñado.